Energía Solar

La energía solar es una manera de aprovechar la energía del Sol para producir electricidad o generar calor. Se trata de una fuente de energía limpia e inagotable que utiliza las radiaciones electromagnéticas emitidas por el Sol y que llegan a la Tierra.

En el núcleo del Sol, se generan presiones muy elevadas y temperaturas que superan los millones de grados. Estos fenómenos dan lugar a procesos de fusión nuclear, donde los átomos de hidrógeno se fusionan, dando origen a un átomo de helio. La fusión libera una gran cantidad de energía al espacio, y parte de ella llega hasta nuestro planeta.

Gracias a los paneles fotovoltaicos y a los colectores o placas térmicas, podemos convertir esa radiación en electricidad y calor. La energía solar representa una forma renovable y limpia de obtener energía a partir de la radiación del sol, destacándose como una alternativa prometedora a los combustibles fósiles.

1.1 Tipos de energía solar

De toda la energía liberada por el Sol tras la fusión nuclear, las ondas electromagnéticas llegan hasta nosotros mediante dos tipos principales de radiación:

  • Radiación directa: Visible en áreas iluminadas directamente por el Sol.
  • Radiación difusa: Recibida durante días nublados, se dispersa por la atmósfera y se produce por el reflejo en el aire, polvo o diversas superficies.

Los dispositivos recolectores, como los paneles solares y los colectores, son los encargados de capturar parte de esa energía solar y convertirla en una fuente limpia y sostenible.

En Alken Energía, nos especializamos en el desarrollo e implementación de proyectos de energía solar fotovoltaica.

1.2 Producción de la energía solar fotovoltaica

El proceso de generación de energía solar se inicia con la captura de fotones, partículas de luz liberadas por el sol. Estos fotones impactan en las células fotovoltaicas presentes en los paneles solares, generando corriente eléctrica gracias a las propiedades semiconductoras de las celdas, como el silicio. Cuando la luz solar incide en los paneles, los fotones son absorbidos por las células fotovoltaicas, desencadenando la liberación de electrones. Estos electrones son capturados por conductores dentro de las células, creando un flujo de corriente eléctrica aplicable para alimentar hogares y empresas.

La radiación solar, un componente esencial en este proceso, se manifiesta en forma de luz y calor emitidos por el sol. Esta radiación electromagnética constituye la fuente primordial utilizada en los paneles solares para la generación de electricidad. A pesar de las variaciones debidas a factores como la hora del día, la época del año, la latitud y la presencia de nubes o contaminación, la energía solar puede ser capturada y utilizada eficientemente, incluso en días nublados o en regiones con menor exposición a la luz solar. La radiación se mide en kilovatios por hora por metro cuadrado (kWh/m²).

En Chile, la energía solar ha experimentado un notable crecimiento gracias a su radiación solar abundante, lo que la convierte en una opción ideal para sistemas solares eficientes.

1.3 Aplicaciones de la energía solar fotovoltaica

La energía solar se emplea en una amplia variedad de aplicaciones, desde la generación de electricidad para hogares hasta grandes empresas de diversos sectores. Los paneles solares se instalan en tejados, estacionamientos, terrenos baldíos e incluso en instalaciones flotantes sobre cuerpos de agua, aprovechando la luz solar disponible en diversas ubicaciones geográficas.

Numerosas empresas que han adoptado fuentes de energía más sostenibles se destacan en sectores industriales, agrícolas y vitivinícolas, especialmente en áreas con extensiones extensas de terreno, ya sea en zonas periféricas o completamente rurales.

Un ejemplo práctico de aplicación es el riego artificial. En sistemas de riego para jardines, zonas de cultivo o parques, se utilizan bombas de agua solares que facilitan la extracción y transporte de grandes cantidades de agua. Este proceso se logra gracias a la electricidad generada por los paneles solares fotovoltaicos conectados, demostrando la versatilidad y eficiencia de la energía solar en diversos ámbitos.

1.4 Beneficios de la energía solar fotovoltaica

La energía solar, al ser una fuente inagotable y respetuosa con el medio ambiente, aporta diversos beneficios fundamentales:

1. Reducción de Emisiones y Dependencia Energética:

  • Contribuye significativamente a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Reduce la dependencia de fuentes no renovables, promoviendo la sostenibilidad.

2. Accesibilidad y Competitividad:

  • Avances tecnológicos reducen los costos de producción, haciéndola más accesible y competitiva.

3. Independencia Energética y Generación de Empleo:

  • Aporta a la independencia energética y genera empleo en la industria de energías renovables.

4. Plusvalía e Imagen Organizacional:

  • Aumenta la plusvalía de propiedades y refuerza la imagen de empresas comprometidas con la sostenibilidad.

5. Amortización de Proyectos y Ahorros Sostenibles:

  • Proyectos de energía solar se amortizan con el tiempo, siendo una elección inteligente a largo plazo.
  • Reducción de la boleta de suministro eléctrico, generando ahorros sostenibles para los usuarios.

6. Acción Crucial en la Crisis Climática:

  • Esencial para reducir el impacto ambiental en el contexto de la crisis climática.

7. Ventajas Clave de la Producción de Electricidad Solar:

  • Fuente ecológica sin residuos, menor impacto ambiental que otras renovables.
  • Almacenamiento y reaprovechamiento posibles gracias al avance tecnológico.
  • Contribuye al desarrollo sostenible al reducir el uso de combustibles fósiles